¿Por qué es indispensable el uso de seguidor solar?

Un seguidor solar es un dispositivo mecánico capaz de orientar los paneles solares de forma autónoma para que éstos permanezcan perpendiculares a los rayos solares de manera que el aprovechamiento energético de los paneles solares sea el máximo. 

Cabe destacar que un seguidor fotovoltaico gira despacio (sólo requiere un giro máximo de unos 10 ó 15 grados por hora) y no da más que una vuelta al día. Sus exigencias mecánicas en este sentido son mínimas. Se puede estimar que en unos 25 años un seguidor no dará más de 10.000 vueltas, que son aproximadamente las que da el motor de un coche para recorrer únicamente 5 km.  

Los seguidores de eje horizontal son más robustos que cualquier otro tipo de seguidor debido a que, por rotar sobre un eje horizontal, estos seguidores están normalmente muy adheridos al suelo, lo que reduce mucho las cargas de viento y facilita todo lo que se refiere a requisitos estructurales y cimentaciones. 

En la siguiente gráfica se puede observar el aumento de potencia eléctrica disponible con seguidor solar respecto de una instalación fija inclinada a 20º estudiado para una latitud de 41º.

SEGUIDORvsFIJApng


¿Que importancia tiene ésto? Primordialmente que las horas de riego son bastante mayores con seguidor solar que con instalación fija. Para poder mantener la presión de riego necesaria en la instalación necesitamos de una potencia eléctrica más o menos constante y suficientemente grande como para que la bomba pueda trabajar en unos régimenes de caudal y presión adecuados. Salirse de los régimenes adecuados implicaría que el variador regulará la frecuencia de bombeo, pasando a bombear menos agua y mientras fuera capaz de aplicar la presión necesaria de riego. En el momento en el que la potencia hubiera bajado a unos niveles en los que la presión de riego no fuera la suficiente, se dejaría de bombear agua. Ésto no ocurre en los sistemas de seguimiento solar a un eje donde la potencia es prácticamente constante, sobretodo en los meses de verano cuando se realiza el mayor aporte de agua a los cultivos.

Caso ejemplo para un año de riego

Si estudiamos un caso ejemplo para un año de riego completo y para una instalación de riego directo desde pozo, considerando que en los meses de noviembre, diciembre y enero no se va a realizar ningún riego porque no es época de demanda, obtenemos los siguientes resultados anuales de metros cúbicos de agua bombeados mediante generación solar fotovoltaica con seguidor solar y con instalación fija:

PRODUCCIÓN MENSUAL EN m3 DE AGUA BOMBEADOS
MES SEGUIDOR FIJA 20º DIFERENCIA
Febrero 1103 827 33,36%
Marzo 1579 1202 31,42%
Abril 1750 1248 40,28%
Mayo 1995 1386 43,92%
Junio 2064 1476 39,89%
Julio 2133 1573 35,59%
Agosto 1948 1480 31,62%
Septiembre 1619 1255 29,07%
Octubre 1391 1059 31,30%
TOTAL 15.583 11.505 35,44%


La producción anual se estima superior a un 35% con seguidor solar respecto a un sistema con instalación fija. Para una demanda de riego más centralizada hacia los meses de verano esa diferencia todavía se magnifica más. Como se puede comprobar es en los meses desde Abril hasta Agosto cuando más ganancia producen los sistemas de seguimiento respecto de los sistemas con instalación fija.

En definitiva, es indispensable la instalación de un sistema de seguimiento solar, ya no solo para aumentar la producción solar y de bombeo, sino para mantener unos régimenes de funcionamiento óptimos y que optimicen el funcionamiento de la propia instalación.